CUERPO Y PAISAJE – EL DEVENIR Y SU TRAYECTO

El movimiento desenvuelve un concepto y no al revés”

Viernes 11 de octubre de 20 a 22.30hs
Inversión: $600
(en la Invisible, Joaquín Requena y la Paz)

No hace falta experiencia previa

Ver información sobre: Rasjid CESAR
Descripción del Taller

Mis clases se inician desarrollando algunos principios básicos de las artes corporales y marciales japonesas. Primero, la conexión de los pies (ashi) con la tierra y con la cadera (koshi, el centro). A partir de ese enraizamiento, soltamos el peso del cuerpo a la fuerza de gravedad, permitiendo relajar y aquietar, tanto la musculatura como el sentir interno (respiración, estado, percepción). Utilizando esa fuerza gravitatoria a favor, logramos una presencia más profunda, sosteniendo el cuerpo desde la respiración (kokyu). Pulsando así una mayor presencia y expansión del ki (energía), la complementaridad de las fuerzas yin y yan en el movimiento; el aquietamiento del sentir interno a través de la unidad de los sentidos, donde la mirada se vuelve una escucha interior y exterior a la vez, volcada hacia las fuerzas invisibles que se ejercen sobre el cuerpo, alcanzando así un estado de presencia total.

Sobre esa base, exploramos luego la sensibilidad y estética propia del butoh, a través de conceptos tales como “cuerpo muerto” o “cuerpo sin órganos”; los devenires minerales, vegetales, animales, ancestrales y cósmicos del cuerpo, más allá de la forma humana. Utilizamos estos principios a fin de encontrar la danza que cada cuerpo recuerda, una danza singular y múltiple.
Danza Butoh.
Romper los hábitos que regulan la percepción y el movimiento.

La danza butoh es contemporánea. Nace como parte de los movimientos de las vanguardias artísticas de los 60`y toma muchas influencias, del surrealismo, del expresionismo alemán, de la pintura y la literatura, especialmente Antonin Artaud, y Jean Genet. Es decir que desde sus orígenes fue un arte atravesado por una experimentación estética muy fuerte, donde la mutua influencia de los distintos artistas y disciplinas, generaron un lenguaje rico expresivamente donde lo visual, la poesía, la música y lo conceptual se fundían en una sinergia creativa que le imprimió un espíritu abierto, de múltiples sentidos. Tatsumi Hijikata (creador del butoh), entabló estrechas colaboraciones con artistas, siendo especialmente importante la relación con el escritor Yukio Mishima.
.
En la danza butoh se trata de quebrar las ataduras del tiempo cronológico y captarlo en su condición de ser la indeterminación misma, esa fuerza que emerge a cada instante renovando todo lo existente. Así el movimiento mismo se percibirá más allá de sus posiciones en el espacio o de las formas que componga en los cuerpos. El movimiento será aquello que expresa la duración, los estados interiores.
El movimiento será entonces una afección del Todo, entendiendo ese Todo como lo siempre Abierto; el movimiento como manifestación del Impulso Vital y la Memoria Cósmica.

Abrir ese mundo poético singular de cada cuerpo que está compuesto en el Todo, en la materia y en el tiempo será la meta de nuestra exploración.

El movimiento desenvuelve un concepto y no al revés.

Rasjid Cesar se inició como mimo, clown, actor y director teatral, actuando y dirigiendo espectáculos de 1987 a 1993. Desde el 2005 está dedicado a la danza butoh, como bailarín, coreógrafo y profesor. Es 3º dan e instructor de Kendo. Se formó en butoh con Rhea Volij en Argentina y ha tomado seminarios con Katsura Kan, Yuko Kaseki, Minako Seki, Ko Murobushi, Tadashi Endo, Yumiko Yoshioka, Makiko Tominaga, Yoshito Ohno y Semimaru (Sankai Juku). Ha presentado sus obras de butoh recientemente en festivales en Kyoto, Japón en el 2018, en París, Francia en el 2017, en Menorca, España en el 2013 y realizado funciones en Barcelona (España), Marsella (Francia), Innsbruck (Austria), Santiago (Chile), Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Mendoza (Argentina) y en Salto y Montevideo (Uruguay). Ha participado de dos obras dirigidas por Katsura Kan realizando giras con dicho maestro por Argentina, Chile y Uruguay. Ha producido a los maestros Ko Murobushi (Teatro Solís), Minako Seki- Yuko Kaseki (en Argentina y Uruguay), Katsura Kan (Argentina, Chile y Uruguay) y a Rhea Volij (Argentina, Uruguay y México).
Ha vinculado el arte con proyectos sociales del 87 a la actualidad. Creador del programa “Arte y Sensibilización” con el cual trabajó 8 años en cárceles de mujeres con niños. También ha dado clases y ha dirigido obras teatrales con personas con necesidades especiales. La Procuración Penitenciaria de la Nación Argentina publicó su libro “Por Dentro” sobre su trabajo en cárceles federales argentinas con mujeres presas con niños pequeños. Dio clases de su programa en la UNSAM (Universidad Nacional de San Martín) para la carrera de psicopedagogía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *